CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

 

L.O. TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

EST. DEFENSOR DELPUEBLO

 

L.O. TRIBUNAL DE CUETAS

 

L.O. PODER JUDICIAL

 

 

 

ESTATUTOS DE AUTONOMÍA

 

Andalucía

 

Aragón

 

Asturias

 

Baleares

 

Canarias

 

Cantabria

 

Castilla La Mancha

 

Castilla - León

 

Cataluña

 

Ceuta

 

Comunidad Valenciana

 

Extremadura

 

Galicia

 

La Rioja

 

Madrid

 

Melilla

 

Murcia

 

Navarra

 

País Vasco

 

 

 

 

 

 

 

La Constitución y las Leyes, garantes de la Soberanía

 


 

 

"PODERES Y REPRESENTACION EN EL ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CASTILLA - LA MANCHA"

Un análisis de los Artículos 1.4 y 9.1"

 

 

   "Todas las fronteras son históricas. Ninguna organización político-administrativa es eterna. Las personas y las sociedades construyen cada día su respectivo futuro, con los condicionantes lógicos del pasado. Por eso tenemos que inventar soluciones: para transformar el presente, para inaugurar crecientes horizontes de libertad y de igualdad.
En este sentido, la Constitución española de 1.978 inventó, con soberanía democrática, el llamado Estado de las Autonomías
".

"... no debemos olvidar ni infravalorar la prudencia de un legislador que, inventando ex-novo un tipo de Estado, prefirió dar tiempo a la experiencia y crédito a la madurez política de unos actores y de un intérprete supremo, cuyos respectivos papeles estaban llamados a desempeñar una función primordial en la determinación del sistema".

   Un político - José Bono Martínez - y un jurista - el malogrado D. Francisco Tomás y Valiente que fuera presidente del Tribunal Constitucional -, coinciden en calificar de "invento" el modelo o tipo de Estado que desarrolla la Constitución Española de 1.978.

   Ante este “invento” de las “Autonomías”, nos planteamos aquí la existencia de una posible soberanía en el ámbito de las autonomías contempladas en la Constitución española de 1978. Este trabajo, realizado en el año 1999, toma como base el Estatuto de Autonomía de Castilla la Mancha vigente en esa fecha, aunque sus resultados y conclusiones se pueden extrapolar a las distintas Autonomías, y así se hace, poniendo en relación sus reflexiones finales con sus respectivos Estatutos autonómicos. Leer mas..............................................................................................................

 

Representacion politica en los Estatutos de Autonomia


 

"EL MANDATO CONSTITUCIONAL A LOS PARTIDOS POLÍTICOS".

 

 

   "Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumentos fundamentales para la participación política. (...)" (Art. 6 C.E.)

   La Constitución Española de 1.978 establece así un derecho a favor de todos los ciudadanos, encuadrándolo en su Título Primero - "De los Derechos y Deberes Fundamentales" - para catalogarlo, por tanto, como un derecho fundamental.
"Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal." (Artículo 23.1 CE.)
Y, así mismo, para que el derecho que acabamos de puntualizar pueda ser plenamente efectivo, establece el Texto Constitucional, una correlativa obligación, y la resalta especialmente encuadrándola dentro del Artículo 6 de su Título Preliminar, al que nos venimos refiriendo.

   Para nosotros es fundamental la idea que encierra este primer párrafo del Artículo sexto de la Carta Magna, de tal manera, que nos atrevemos a calificarla como un mandato constitucional que el constituyente dirige, especial e imperativamente, a los partidos políticos.

   En tal sentido, los partidos políticos, deberán de procurar que el pueblo reciba una ajustada y necesaria "educación política", con el fin primordial, entre otros, de poder facilitar el obligado cumplimiento del principio de soberanía popular contenido en el Artículo 1.2 de la Constitución - "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado" -. Así, de esta manera y animados por el mismo, se podrá manifestar libre y adecuadamente la voluntad popular.

   Queda aquí reflejado lo dice nuestra Constitución, como también queda reflejado nuestra opinión al respecto, pero... ¿en qué manera concurren los partidos políticos a la formación de la voluntad popular? En este trabajo que llevamos a cabo en el año 1998, tratamos de analizar este mandato constitucional de formación democrática de los ciudadanos y su cumplimiento por los partidos políticos. Leer mas........................................................................................................................................

El mandato constitucional a los partidos politicos

 


 

 

"UNA POSIBLE EVOLUCIÓN Y REFORMA DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS DEL SENADO, O LA VOLUNTAD POLÍTICA DE LLEVARLA A CABO".

 

 

   Es una opinión política y doctrinalmente unánime, la necesidad de acelerar la transformación de nuestra Cámara Alta para poder, mejor así, sacarla del "letargo" en el que parece sumida desde su implantación por la Constitución de 1.978. Podríamos aportar innumerables citas y autores que abogan por un cambio en su composición y funciones para proporcionarle un mayor sentido, inclinándose, la casi total mayoría, por modificar, a tal fin, la Constitución, surgiendo por el contrario otras voces, no menos autorizadas, aunque al parecer menos numerosas, que se inclinarían por acometer el cambio desde otros fundamentos sin tener que plantear, entonces, una modificación del Texto Constitucional y existe, aún, una tercera opinión que no exige modificación alguna y pretenden, sólo introducir cambios en el personal político que los partidos envían.

   Nosotros nos alineamos con los que consideran que no es necesario modificar La Carta Magna, si lo que se pretende, realmente, es darle al Senado el sentido de "Cámara de representación territorial", (Art. 69-1 CE.) y no intentar, con este motivo, aprovechar la coyuntura para modificar, en otros aspectos, el Texto constitucional; cuestión ésta que puede ser perfectamente legítima pero que debería de afrontarse, si así fuera, con otros argumentos y no con este pretexto.

   En nuestra opinión, no es tanta la urgencia y necesidad de reformar el Senado para convertirlo en una Cámara territorial, si no se mantiene la voluntad política de llevarla a cabo. Se intenta demostrar en este trabajo, realizado en el año 1.998/9, como, sin necesidad de reformar el Senado, y solamente con la reforma de su Reglamento y la voluntad política de querer hacerlo, es posible esa reforma. Leer mas.........................................................................................................................

 

Una posible reforma del Senado Leer más...

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

smg@soberania.es - Comentarios en BLOG: http://www.la-soberania.blogspot.com - VISITAR BLOG